La noche del miércoles el Palacio de Congresos celebró los 25 años en una ceremonia llena de emoción y magia. El Palacio en este acto, que condujo como maestro de ceremonias el gran Mago Migue, quiso homenajear especialmente a los llamados “Embajadores” del Palacio de Congresos de Granada: personas relevantes en todas las áreas de la ciencia, la medicina, también la cultura, la tecnología y el emprendimiento, personas que durante estos 25 años han hecho posible la celebración de congresos y grandes eventos en Granada.

Como explicó en su alocución el director de la entidad, Raúl Lozano, el eslogan de este aniversario “25 años de futuro” sintetiza muy bien el espíritu de la celebración: decir Gracias a todos las personas que han contribuido a hacer este camino de prestigio, con el que Granada ha crecido y se ha enriquecido; y proyectar la gestión presente hacia el futuro, a través de la transformación que todo proyecto vivo implica. Transformación desde la identidad de Granada, desde su ancestral idea de grandeza, desde el gusto por la sencillez y la elegancia, desde la entrega de cada uno al conocimiento o al arte o al desarrollo de iniciativas de progreso.

Una transformación del Palacio que en estos casi 6 años de gestión privada, según fue desgranando el Director, ha sido importante en lo tecnológico (poniendo al Palacio en vanguardia como lugar de encuentro conectado al mundo y con todas las herramientas digitales y equipamientos para la excelencia de los eventos), en la puesta en valor de sus espacios (incluida su espectacular Nube en la terraza del Palacio que más allá de su relevancia como espacio cultural, “también gana congresos”) y sobre todo en la diversificación de sus actividades y el enriquecimiento de competencia y know how para cerrar el círculo de servicios que permiten ofrecer el Palacio no solo como un estupendo continente donde albergar grandes eventos, sino como un espacio lleno de contenidos y posibilidades de servicio, con que el Palacio se involucra en el éxito de dichos eventos.

Acabó su discurso Raúl Lozano conectando el desarrollo de ese ecosistema de crecimiento para el territorio y la marca Granada (científico, cultural, institucional, de infraestructuras y de servicios turísticos), en cuyo centro se sitúa el Palacio, con la motivación y reconocimiento de la figura de los “Embajadores”.

Mago Migue, a través de sus juegos de cartas e interacciones con el público asistente, fue dando el ritmo y la emoción al acto. Así, tras las palabras del director y de Juan José Martín Arcos (Delegado de Economía y Empleo de la Junta de Andalucía) que quiso sumarse a la celebración en representación de la propiedad pública de la instalación, y la proyección del video con el que el Palacio gana candidaturas para ser la sede de futuros congresos, dio paso a las sorpresas que el Palacio había preparado para sus embajadores.

 

La primera, entrega de dos galardones importantes: El primero a Blas Gil Extremera (fue del Jefe de Servicio de Medicina Interna en el Hospital Clínico de Granada y es catedrático emérito de la Universidad de Granada), en representación de los embajadores que ayudaron a traer congresos estos 25 años, en su haber 4 congresos y un gran mundial de Medicina Interna incluido; el segundo a dos ingenieros (Miguel Losada –también catedrático emérito de la Universidad- y Fernando Delgado) con cuya tenacidad y apoyo y el de la Universidad de Granada, se consiguió este año ganar en Kuala Lumpur, un Congreso Mundial de Ingeniería Hidráulica para 2021, ambos galardonados como Embajadores mejor congreso ganado en 2017. Entregaron las distinciones tras breves alocuciones de apoyo a la importancia del Palacio y a demandar complicidades de las instituciones y de la sociedad para el desarrollo del Palacio: Jesús Quero (hoy director del Parque Tecnológico de la Salud, que inauguró en abril de 1992 como alcalde de Granada el Palacio) y Trinitario Betoret (Presidente de la Federación de Hostelería y Turismo de Granada).

La segunda, y tras un juego malabar de MagoMigue, regalar a los embajadores asistentes una tarjeta personalizada y derivada de la ya existente “TuPalacio”, a cuyas bondades se unía la puesta a disposición de todos ellos de un espacio singular y simbólico al que ha nombrado el Palacio “Salón Embajadores”, y que es la anterior Sala Vip del Palacio de Congresos. En su pared central de madera, luce ya además de la palabra EMBAJADORES recortada en letras plateadas, impreso el nombre de todos los embajadores del Palacio hasta la fecha.

Una noche mágica e inspiradora que finalizó con un cocktail y muchas promesas de trabajar intensamente por ganar eventos y congresos para Granada durante 2018, y… seguir apuntando nombres en esa pared del Salón Embajadores del Palacio.